Un ganar, ganar

Eduardo Mendoza Vargas 29 de septiembre de 2020

Colima es un Estado con un gran potencial gastronómico, turístico, cultural, también como un punto de inversión por el puerto de Manzanillo, pero Colima no es únicamente el puerto, cuenta con tierras fértiles y un clima que beneficia al cultivo de diferentes productos agrícolas; solo por mencionar algunas bondades del Estado que creció a las faldas del gigante de fuego.

Lamentablemente, esas bendiciones no son aprovechadas por algunas de las personas que tienen en sus manos el beneficiar de productores, empresarios y ni qué decir del campo, donde este sector primario suele ser a menudo dejado de lado a pesar de la enorme gama de proyectos y apoyos nacionales o internacionales que existen para ellos, los cuales, o no son compartidos para todos y solo poder beneficiar a cierto sector, o simplemente no hay el interés por promover un sector de gran importancia para los colimenes.

En Colima se cuenta con una inmensa variedad de productos que son derivados de la recolección de la materia prima del campo, por mencionar algunos como son los aceites, jabones, chocolate, mermeladas, jugo de limón e inclusive la sal que, según el portal de www.animalgourmet.com, esta es nombrada como el “oro blanco de Colima” que se produce en la playa de Cuyutlán del municipio de Armería, esta que, en voz de chefs de talla internacional, es considerada como la mejor a nivel mundial, y en este punto es importante resaltar lo que el portal www.elcomentario.ucol.mx detalla en uno de sus artículos: la preocupante e imperante necesidad de que aún no se cuenta con la denominación de origen. Y peor aún, que este trámite no ha tenido el eco necesario por lo que lamentablemente factores gubernamentales detuvieron este proceso.

El no visibilizar a nuestros productos o servicios, la falta de apoyos, y el poco o nulo interés y hasta presencia en agenda de actores políticos, provoca que decidan desistir en sus inversiones y terminen en detenerse por completo.

Pero no todo es malo, puesto que, a pesar de las dificultades, han existido casos de éxito donde estos emprendedores o arriesgados empresarios han logrado exportar sus productos, con una gran calidad, a regiones comerciales como Asia-Pacifico, Europa o hasta Medio Oriente, y aunque son empresas que cuentan con el capital para hacerlo, siempre es bueno abrir nuevas rutas comerciales, como Marco Polo lo hizo en su momento con la famosa ruta de la seda.

El que tengan, aquellos que toman las decisiones en nuestro Estado, una visión por posicionar productos Colimenses es de gran importancia, por la simple lógica que teniendo más empresas, tendrás más y mejores empleos para la ciudadanía de Colima, y así generar una mayor derrama económica. Esa visión a largo plazo obligará a los actuales funcionarios, pero sobre todo a aquellos que vienen, a anteponer el interés común del interés personal, para saber si ahora ya se podrá vivir feliz, con servicios, empleo, seguridad, pero sobre todo con dinero en el bolsillo de las y los colimenses.

Eduardo Mendoza Vargas
Autor: Eduardo Mendoza Vargas
Columnista
Sus padres le inculcaron el amor y el respeto al prójimo, Eduardo Mendoza Vargas es un joven docente, político y rescatista animal de 27 años de edad, Licenciado egresado de la Escuela de...
Sus padres le inculcaron el amor y el respeto al prójimo, Eduardo Mendoza Vargas es un joven docente, político y rescatista animal de 27...
Leer más
Eduardo Mendoza Vargas
Autor: Eduardo Mendoza Vargas
Columnista
Sus padres le inculcaron el amor y el respeto al prójimo, Eduardo Mendoza Vargas es un joven docente, político y rescatista animal de 27 años de edad, Licenciado egresado de la Escuela de...
Sus padres le inculcaron el amor y el respeto al prójimo, Eduardo Mendoza Vargas es un joven docente, político y rescatista animal de 27
Leer más