Todo lo que sucedió en la clausura (y apertura) del relleno sanitario de Manzanillo

Luis González 6 de noviembre de 2020

El pasado 08 de octubre se reveló por parte del Instituto del Medio Ambiente del Estado de Colima (IMADES), la clausura del relleno sanitario del municipio de Manzanillo, por lo que pareciera ser el incumplimiento de las medidas correspondientes para sanear el inmueble.

Esta decisión confirmada por el director del IMADES, Erik Guzmán Álvarez, el 07 de octubre, se debe principalmente al derramamiento de lixiviados en los arroyos cercanos e incluso el mar de la entidad, situación que ya había sido denunciada semanas atrás por parte de ciudadanos de Manzanillo.

Sin embargo, se dio a conocer en conferencia de prensa, realizada por Guzmán Álvarez y el secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano (SEIDUR), Jesús Sánchez Romo, que esta no era una problemática reciente, sino que había sido arrastrada desde finales del año pasado. Ya que, a consecuencia de un incendio ocurrido en el relleno sanitario el día 25 de julio de 2019, las autoridades correspondientes notaron todas estas irregularidades.

Los problemas iban desde el derrame de lixiviados, la falta de recubrimiento y un incorrecto manejo del relleno sanitario en general, por lo que desde esa fecha, hasta cinco veces se les hicieron llegar oficios a los representantes de la comuna porteña informándoles de todas estas anomalías.

No obstante, el caso omiso por el ayuntamiento de Manzanillo desencadenó en la clausura del inmueble acompañado de una sanción económica, de la cual se desconoce el monto.

El titular del IMADES, Guzmán Álvarez, mencionó que el relleno no se iba a poder usar hasta que se pudiera garantizar una estabilidad ambiental, y reiteró que esta decisión no tenía que ver con tintes políticos.

El 10 de octubre, la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez, denunció mediante redes sociales la decisión del IMADES, acusándolos de ‘doble moral’. Así como a los y las diputadas de la entidad por no haberse pronunciado al respecto del actuar del IMADES, “ya del Tribunal de justicia administrativa ni hablar, ya me informaron que están buscando cómo dar el fallo el miércoles en nuestra contra. Insisto, no tienen ni la razón moral ni la razón legal”.

Días después, el 12 de octubre, el IMADES mencionó la existencia de una propuesta del Gobierno del Estado para realizar una reunión técnica con el Ayuntamiento de Manzanillo, como un seguimiento al caso y con la finalidad de sumar esfuerzo y acelerar el proceso, con la creación de una agenda para resolver la situación.

Pues el titular del IMADES recalcó la importancia de llevar correctamente los temas ambientales, no solo en Manzanillo, sino en el estado de Colima, además de que el manejo de residuos debe ser tratado como una prioridad, para evitar afectaciones con las aproximadamente 200 toneladas de basura que se generan diariamente en el municipio.

El 13 de octubre, debido a una solicitud de apoyo hecha por Griselda Martínez, el presidente municipal de Tecomán, Elías Lozano, accedió a que en el relleno sanitario de su localidad se depositara temporalmente la basura proveniente de Manzanillo, mediante un acuerdo en el que se veía involucrada una cuota por cada tonelada, y el apoyo de la maquinaria necesaria para el acomodo. No obstante, esta colaboración se canceló el día 17 de octubre, tras el incumplimiento de Manzanillo en el acuerdo, por lo que el gobierno de Tecomán no permitió la entrada de los camiones al municipio.

En una entrevista realizada el 14 de octubre por un medio local, la alcaldesa sostuvo su posición expresada en la publicación días anteriores. Dijo que esta situación del derrame de lixiviados se debe a la acumulación de agua ocasionada por la tormenta tropical ‘Hernán’ en agosto del 2020. Y acusó a los demás rellenos sanitarios del estado de Colima de igualmente incumplir la normativa ambiental, siendo solo algunos clausurados, como fue el caso de Manzanillo, relacionándolo con una presunta afectación por parte del gobierno de Peralta Sánchez para perjudicarla políticamente.

Acusaciones a las que respondió en la misma entrevista Erik Guzmán, mencionando el ejemplo del relleno sanitario de Tecomán, al cual se les suspendió y resolvió prontamente gracias al acercamiento del ayuntamiento al IMADES. Al respecto de lo de la lluvia ‘Hernán’, reiteró que no tiene participación alguna, pues así ha permanecido desde el año pasado.

Con día de 15 de octubre se presentó un convenio con el gobernador de Colima, Peralta Sánchez, por parte de diputados manzanillenses, en el que se proponía que el IMADES reabriera el relleno sanitario a cambio del compromiso por parte de Griselda Álvarez a tratar todas estas problemáticas ambientales.

Finalmente, el mandatario estatal gestionó ante el IMADES la apertura temporal del relleno el 19 de octubre, en lo que la alcaldesa manzanillense atiende las disposiciones para el cuidado del medio ambiente.

Peralta Sánchez aclaró que la decisión fue tomada vista desde el ángulo de la salud pública, al no ser la ciudadanía responsable del actuar de la autoridad municipal, quienes no han realizado acciones por tratar de solucionar el problema y, al contrario, dejaron de prestar los servicios de limpia, recolección y traslado de basura, haciendo que la basura quede en las calles poniendo en riesgo a la comunidad de Manzanillo.

Indicó que la suspensión de la clausura tendrá un plazo responsable hasta que se llegue a una solución estructural y definitiva.

Luis González
Autor: Luis González
Reportero
Nictofílico. Soñador implacable. Intento de periodista, amante de los videojuegos y el Internet....
Nictofílico. Soñador implacable. Intento de periodista, amante de los videojuegos y el Internet....
Leer más
Luis González
Autor: Luis González
Reportero
Nictofílico. Soñador implacable. Intento de periodista, amante de los videojuegos y el Internet.
Nictofílico. Soñador implacable. Intento de periodista, amante de los videojuegos y el Internet.
Leer más