Mujeres de fuego: alquimistas de la cocina colimota

Mujeres de fuego: alquimistas de la cocina colimota

Mujeres de fuego: alquimistas de la cocina colimota

Las veo en su fogón mientras dominan el fuego. El zarzo cuelga en sus cuartos de aquelarre, conteniendo los ingredientes para la magia. Manejan el maíz, trabajan los tesoros que nos da la tierra, hacen bebidas y alimentos. Embrujan con su sazón y sus conocimientos milenarios. Son nuestras cocineras tradicionales: Mujeres de fuego.

En 2016, con el interés de recuperar experiencias de la cocina tradicional colimota, Gladys Guadalupe Espinoza Gonzáles preparó un proyecto para obtener recursos del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC); aunque ese año no fue aprobado, consiguió que se llevará a cabo un Primer Encuentro de Cocineras Tradicionales, en La Becerrera, en el municipio de Comala.

“Era importante que primero se hiciera una exploración, que fuéramos a campo con la comunidad , por todas las comunidades de Comala; en ese momento fue así y algunas de las cocineras aceptaron ir a La Becerrera, que es el punto más distante, presentaron algunos de sus platillos; fueron de Zacualpan, de El Remate, de La Caja, de Comala”.

En esa primera reunión, pudieron darse cuenta de la importancia de conocerse, primero cono cocineras, y segundo, que los ingredientes que se estaban haciendo ahí y usando cotidianamente, también se podían compartir.

dsc_3271
Gladys, coordinadora de las Mujeres de Fuego.

Gladys es ahora la coordinadora del grupo Xántico, que comenzó siendo un grupo de cocineras tradicionales del municipio de Comala, Colima para fomentar, promocionar, difundir y salvaguardar la riqueza gastronómica, pero ahora, a la par que suman a cocineras de comunidades de otros municipios, buscan también un registro como Mujeres del fuego.

“Ahorita somos un colectivo pero queremos ser una asociación civil y queremos invitar a más mujeres a que vean que esto que hacen cotidiano dentro de sus cocinas pues es importante, porque la cocina tradicional, la gastronomía mexicana es rica y está como patrimonio y material de la humanidad entonces nosotros no debemos de prostituir de nuestra riqueza, y hacerles ver a todos que Colima existe, que está en el mapa”.

Nuestras cocineras están inscritas dentro de una cátedra UNESCO con el apoyo de la Universidad de Guadalajara, “ningún otro grupo de Colima está dentro de esto que es tan importante”; además forman parte de la Red Slow Food, que a nivel internacional busca una comida buena, limpia y justa, en equilibrio con el planeta Tierra.

“Ahora participaremos en la experiencia “Tierra Madre”, que reúne a mujeres latinoamericanas; y una de nuestras integrantes reúne los requisitos de la edad y de la sabiduría, pues sabe manejar fuego, tiene conocimientos de generación en generación, tiene técnica, sabe manejar el humo, sabe hacer sus curados en madera, en piedra, la aceptaron y ella va a participar, tiene un perfil muy bueno, ella es: ‘Lucero’ María de la Luz López Ramírez de la comunidad de El Remate, y va a participar con otras 50 mujeres en Puebla y la proyección de ese evento es para el mismo organismo que se llama Slow food en Italia este año”.

dsc_3300
La diputada federal, Liduvina Sandoval, ha apoyado para la consolidación de este grupo de cocineras.

 



Las alquimistas

dsc_3233

Margarita Covarrubias Santana (80 años) – Comala

“Me siento orgullosa de saber, porque yo aprendí de mi mamá lo que hacía de comer y todo”.

Platillo favorito: El tatemado que siempre he hecho yo, el chilayo, el picadillo que antes acostumbrábamos también


img_6554

María Dolores Marqués Amezcua “Maestra Lola” (77 años) – Colima

“Yo siempre he creído que las recetas tienen que pasar a las generaciones siguientes, hay unas personas que dicen: ‘no, es receta de mi abuelita, no te la puedo dar’m eso es imposible que al transmitir una receta la hagan igual, cada quien tenemos nuestro sazón, es muy importante cocinar con amor y a la hora de cocinar estar pensando cosas positivas porque ya que empieza la gente a renegar no sale igual el platillo”.

Platillo favorito: El tatemado y las enchiladas dulces, es lo más significativo para mí; el chilayo también me gusta mucho, mi chilayo es un poquito diferente al antiguo porque le pongo pata de cerdo entonces queda un poquito más espesito, a mis hijos les gusta mucho.


dsc_3249-1

Rocío Zamora Cruz (43 años) – Cofradía de Suchitlán

“Para mí, cocinar es un gusto, es un placer hacerlo; trabajar en esto para mi es una maravilla, me encanta”.

Platillo favorito: tatemado.


dsc_3256

María de la Luz López Ramírez (34 años) – El Remate

“Me dedico a la producción de queso y derivados de la leche; hacerlo representa para mí el orgullo de seguir en el rescate de lo original, tanto como la leche como los utensilios que usamos, pues así me lo enseñaron mis padre y así lo estoy enseñando yo también a mi hija”.

Platillo favorito: El requesón, aunque todo para mí es especial.


dsc_3309

Marcia Anel García Ochoa (41 años) – Piscila, Colima

“Para mí representa mi cultura, mi pueblo y sobre todo que se sigan dando a conocer los sabores de mi pueblo”.

Platillo favorito: La carne con chile con masa, es tradicional de Piscila y se acompaña con frijolitos de la olla.


dsc_3286

María Lourdes Hernández Salazar (52 años) – La Caja

“Cocinar representa mucho y tengo bien firme lo que quiero: seguir preservando, conservando y difundiendo la comida colimense”.

Platillo favorito: El chilayo y las enchiladas también.


dsc_3258

Rocío Madrigal (45 años) – Colima

“Para mí es muy importante que siga dándose a conocer (nuestra cocina) y no nada más este por nosotras, que más gente lo prepare y que se conozca en otros estados y que se dé a conocer en todo el país  y por qué no, fuera del mismo país”.

Platillo favorito: el ante colimote.


La comida de Colima es fiestera, es rica, es dinámica; atiende a este paladar y a este sabor que te han dado tus ancestros porque antes tú ibas a la casa de tu abuelita o de tu mamá y respiras y pruebas y todo. De característico tiene que comes lo que tu tierra produce y es que geográficamente estamos privilegiados: tenemos montaña, tenemos mar, o sea tú puedes comer de todo. Aquí tenemos una mezcla de cultura bien interesante, personas que llegaron de filipinas, qué significado le dio el haber traído la tuba, qué significado los cítricos, entonces, regularmente la persona de Colima no puede comer algo sin limón, sin esta acidez, sin esta dulzura

Arnoldo Delgadillo

Arnoldo Delgadillo

Director at Revista Enfoques