Las nuevas violencias de género que ahora son castigadas en México

Las nuevas violencias de género que ahora son castigadas en México

Las nuevas violencias de género que ahora son castigadas en México

Ante las crecientes violencias contra las mujeres, en razón de su género, ha sido una exigencia social el incluir en nuestra legislación las nuevas formas de agresiones sutiles o directas; este reportaje hace un recuento de los logros legislativos que se tienen en este sentido.




“El ataque con ácido no sólo me quemó la piel, sino en su momento me quemó mi vida, paralizó mi vida, la vida de mis hijas, la de mi familia”, así describe Maricarmen el ataque que sufrió cuando su ex pareja le arrojó ácido en la cara tras una discusión, luego de que ella se negó a retomar la relación. Eso fue en 2014.

Sin embargo, los ataques con ácido son cada vez más comunes en un país como México, con altos índices de violencia hacia las mujeres. El 9 de septiembre de 2019, dos hombres, padre e hijo, llegaron al domicilio de María Elena Ríos, una joven saxofonista de 26 años originaria de Huajuapan de León. Cuando la tuvieron de frente, el hijo le roció el rostro y el cuerpo con ácido sulfúrico.

Increíblemente las penas por estas lesiones, a pesar de la saña y odio que las motivan e incluso de que los agresores suelen regresar y cometer feminicidio, solían ser bastante permisivas.

Entrevistada por revista Enfoques, la diputada federal del PAN, Liduvina Sandoval Mendoza, quien ha participado activamente en esta y otras iniciativas en beneficio de las mujeres, explicó que se logró reformar el Código Penal Federal para endurecer las penas por lesiones cometidas contra la mujer en razón de su género.

“Las consecuencias de ataques, como los antes mencionados, permanecen incluso toda la vida de quienes las sufren; no les quitan la vida, pero se las destruyen por completo, afectando su autoestima, su salud y su capacidad de recuperación”, dijo.

78528241_10157663692325833_5662206921352937472_o

Entre lo aprobado, destaca:

1) que aquel que infiera alteración en la salud o daño, producido por causa externa, que deje huella material en el cuerpo de una mujer en razón de género, se le impondrán de 10 a 15 años de prisión;

2) determina que las circunstancias por las que se considerará que existen razones de género son: i) que la alteración o daño sea infamante o degradante; y, ii) que existan datos que establezcan que se ha cometido cualquier tipo de violencia relacionada con el hecho delictuoso del sujeto activo en contra de la víctima; y, iii) que la víctima haya sido incomunicada;

3) establecer que si entre el activo y la víctima existió una relación sentimental, afectiva, de confianza, de parentesco, laboral, docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, se impondrán de 15 a 20 años de prisión; y,

4) detallar las causales por las que la pena podrá aumentar en dos tercios y son: i) cuando de la alteración o daño resulte una enfermedad incurable; la inutilización permanente o la pérdida de cualquier órgano, extremidad o función orgánica; o, ii) cuando la alteración o daño ponga en peligro la vida de la mujer.



Violencia política en razón de género

La Cámara de Diputados aprobó también, en diciembre pasado, la reforma contra la violencia política de género, la cual tipifica seis leyes en toda acción u omisión que limite, anule o menoscabe el ejercicio de derechos políticos de las mujeres, explicó la legisladora Liduvina Sandoval.

Las modificaciones se hicieron a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la cual prevé sanciones de reducción de hasta 50 por ciento de las ministraciones del financiamiento público a partidos. También en la Ley General en Materia de Delitos Electorales se modificó para establecer como agravante la comisión de esta falta.

Por su parte, la normativa de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia dice ahora que quien no cumpla con este precepto será considerada como agresión. Mientras que la reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República buscará crear la Base Estadística Nacional de Violencia Política en Razón de Género.

79011293_10157663674830833_2918225158583877632_o



Violencia digital contra las mujeres

En lo federal, la diputada panista también señaló que se aprobó modificar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para reconocer y definir la violencia digital como los actos de acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, vulneración de actos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión de contenido sexual sin consentimiento, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras, verdaderas o alteradas, o cualquier otra acción que sea cometida a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, plataformas de internet, redes sociales, correo electrónico, aplicaciones o cualquier otro espacio digital y atente contra la integridad, la dignidad, la intimidad, la libertad, la vida privada o vulnere algún derecho humano de las mujeres.

En este contexto, el martes 3 de diciembre de 2019, el Pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó el dictamen a la iniciativa de la llamada “Ley Olimpia”, que busca proteger la integridad de las mujeres y su derecho a la intimidad personal y sexual, y sancionar con severidad la violencia digital contra ellas.

La Ley tomó ese nombre de Olimpia Coral Melo, mujer poblana que, a los 18 años de edad, fue víctima de ese tipo de violencia al publicarse en internet un vídeo sexual en el que ella aparecía, lo que provocó que se encerrara en su casa varios meses y tres veces intentara suicidarse por las críticas que recibió en su natal Huauchinango, Puebla.



Violencia obstétrica

sin-titulo

 

Revista Enfoques

Revista Enfoques