Davide Arena: corazón de volcán

Davide Arena: corazón de volcán

Davide Arena: corazón de volcán

En la intimidad de su hogar, donde reposa por una enfermedad, Revista Enfoques logró entrevistar a Davide Arena, creador del Festival Internacional del Volcán y del Sábora Fest, y a su hijo, Emiliano. Esta es la historia sobre la creación de los festivales más grandes de los que Colima tenga memoria y de la mente detrás de ellos: un hombre que tiene corazón de volcán.

 

Es el 8 de mayo de 2016, el Jardín Libertad es el epicentro cultural del país. Natalia Lafourcade se presenta ante una multitud jamás pensada. La gente pide a gritos su canción Ella es bonita’ y ella finalmente los complace: “La bonita era la otra, la que me bajó al novio, y yo le compuse esta canción para decirle algo así como ‘chinga a tu madre’”.

En los nueve días previos 150 mil personas han caminado el Centro de Colima disfrutando de la primera edición del Festival Internacional del Volcán (FIV), dejando una derrama económica de 30 millones de pesos y la nulidad en la comisión de delitos. Nadie lo creía. Nadie lo pensaba. Excepto Davide Arena, su creador. Él nunca lo dudó.

 

***

 

“Colima es la ciudad donde he decidido vivir; Turín (Italia) es donde nací y Colima donde decidí vivir. Es una ciudad que me gusta mucho, me gusta mucho su gente, me gusta mucho las oportunidades que ofrece y aquí he encontrado una oportunidad para plasmar esos eventos que creo que son hermosos y lo más importante es que duren a través de los años y se hagan importantes, como otros festivales en el mundo. El Festival Internacional del Volcán debe ser el segundo festival cultural más importante del país, solo después del Cervantino (en Guanajuato”, dice Davide Arena, el hombre que ideó el FIV y el SaboráFest, entrevistado en exclusiva para Revista Enfoques.

 

***

 

Emiliano Arena recuerda cómo surgió en su padre la idea de hacer el Festival Internacional del Volcán, que ahora, después de cuatro ediciones, se ha convertido en un referente artístico-cultural para todo el país, desde Colima, donde la gente es de fuego.

“Mi papá estaba en su cama, tenía sueño, y de repente lo vi emocionado: se le ocurrió la idea de hacer un mega festival para poner a Colima otra vez en el mapa de eventos culturales.

“En ese tiempo era Director de Cultura y presentó la idea al Ayuntamiento (de Colima) en una reunión y la mayoría de los directores generales le dijeron a mi papá que estaba loco, por la magnitud del evento.

“Él los ignoró e hizo el festival y ya que vieron que tenía mucho éxito esos mismos directores le decían: yo siempre te apoyé, siempre confié en ti, siempre supe que funcionaría”.

Para Emiliano, Davide es un hombre fuerte, con ideas, talento y dedicación para lo que le gusta hacer: “desde pequeño, me cuenta mi tío, siempre quiso hacer cosas que los demás no hacían y es por esa razón que ha tenido ideas tan innovadoras”.

 

***

 

Davide Arena está convencido de que el arte y la cultura son antídotos para los males de la sociedad: “sin duda ese es el camino correcto, la imagen de Colima como ciudad-cultura, ese era todo mi esfuerzo: no traer artistas famosos, sino crear eventos alrededor que tuvieran una visión cultural, y creo que esa es una gran oportunidad para la ciudad, porque la gente puede verla como una ciudad cultural, no como una ciudad de violencia o de otras cosas menos agradables”.

 

***

 

Emiliano es alto para tener trece años. Habla con ritmo y emoción. Tiene la forma del rostro de Davide, sus ojos, su mentón. En la casa donde viven hay pocos muebles y mucho orden. Seis botellas de vino.

“Estoy orgulloso de que mi papá haya hecho esos festivales”, dice recordando aquellos días de aventura, donde Davide no paraba ni de día ni de noche, estando en todo, solucionando problemas, siendo mente y corazón.

“Durante el Festival del Volcán y el Sábora, mi papá dormía en su oficina, ahí tenía una silla y se acostaba un rato, siempre estaba muy emocionado; cuando terminaba el Festival mi papá no se despertaba casi en una semana por el cansancio acumulado”, se ríe mientras lo cuenta.

“En su oficina tenía un sofá y la silla, y yo me dormía en el sofá cuando me quedaba con él”, ya no ríe. El recuerdo es nostalgia.

 

***

 

El domingo 7 de julio a las 18:30 horas en el Teatro Hidalgo, parte de la comunidad cultural, empresarial y política de Colima rendirá un homenaje para Davide Arena, como una forma de agradecerle por su idea e impulso a los festivales de difusión cultural en la capital del estado.

En ese evento llamado “Corazón de volcán, corazón de fuego”, el Congreso del Estado le entregará también un reconocimiento público por su contribución, trayectoria y méritos artísticos, como constructor de la paz a través del arte y la cultura.

Davide Arena nació el 23 de enero de 1964 en Turín Italia y durante los últimos 20 años ha radicado en Colima; se formó como periodista, escritor, columnista, cinéfilo, documentalista, viajero y chef.

Adenás, escribió el libro “Del vino y otros espíritus” que le publicó Puertabierta Editores y es autor de la columna “In vino veritas” publicada durante años en la prensa local.

 

***

 

Su salud está mermada. Enfrenta una lucha. Pero está satisfecho. “Creo que con estos homenajes se me ha reconocido una trayectoria y este rol de impulsor de la cultura que ha tenido su momento mas evidente e importante con la creación de los festivales, que es algo que va a quedar en la ciudad más allá de administraciones públicas y que es una herencia importante para la ciudad. Me da mucho gusto que se me haya reconocido esos eventos inédito: el Festival del Volcán y el Sábora Fest que no existían y que creo que van para toda la historia de la ciudad”.

 

***

 

Emiliano está convencido de que quiere seguir los pasos de su padre: entrar en la política, contribuir a la cultura, hacer festivales. Dice que los últimos han sido días difíciles, pero están unidos. A pesar de que sus papás están separados, ahora su mamá, Sara Sevilla, cuida de su papá. “Nos queremos mucho, los quiero mucho”.

El joven pide reconocer a su madre: “quisiera reconocer a mi mamá, porque ella es la que está las 24 horas del día, no duerme, no puede salir de casa por cuidar a mi papá. Si mi papá está bien y feliz, es por ella”.

También tiene una petición para el Gobierno Municipal actual y para los que viene: “que sigan con los festivales, que no los abandonen, porque los festivales contribuyen a una cultura de paz y sana convivencia: mi papá ya se los demostró”.

 

***

 

Davide Arena mira a futuro. Siempre directo, escribe en piedra su visión sobre lo que debe venir para lo que el soñó e hizo realidad: “que los festivales sean culturales, que no sean de entretenimiento, que tengan mucha cultura y que hagan del Festival del Volcán, un festival cultural como el Cervantino… y siempre más, y que esto se transformé en un plus para la ciudad, el tener ese, uno de los grandes festivales del mundo”.

 

***

 

Es el 26 de mayo de 2019. Una administración municipal nueva dio continuidad al Festival Internacional del Volcán. En un cierre espectacular, la banda de rock El Tri de Alex Lora, reúne a más de 30 mil personas en el Foro Libertad, en el corazón de Colima. Este es el legado. La historia continúa. Y continuará.

Arnoldo Delgadillo

Arnoldo Delgadillo

Director at Revista Enfoques