Comienza el uso de CoDi: transición del dinero en efectivo hacia el digital

Comienza el uso de CoDi: transición del dinero en efectivo hacia el digital

Comienza el uso de CoDi: transición del dinero en efectivo hacia el digital

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) lo han revolucionado todo, entre ello la forma de realizar transacciones económicas. En países como China o Suecia el uso corriente del dinero en efectivo prácticamente ha desaparecido, dejando su lugar a las transacciones por medio de los teléfonos inteligentes.

En México, el uso del Internet es normal para el 65.8 por ciento de la población acorde a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) que publicó Inegi para el año 2018. En datos de la misma encuesta, el 73.5% de la población de seis años o más utilizó el teléfono celular, y de éstos, ocho de cada diez usuarios, contaban con un celular inteligente, que les permitía conectarse a Internet. En contraste, con una penetración bancaria que, si bien se ha incrementado en los últimos años, México mantiene una baja tasa bancarización al alcanzar apenas el 38% de la población en 2018 acorde a datos de la consultoría KPMG.

Ante este reto, Banco de México (Banxico) mediante un esfuerzo de dos años y en mancomunidad con la Asociación de Bancos de México (ABM), ha lanzado el día de hoy la plataforma de Cobro Digitales (CoDi) con la finalidad de incrementar el cobro y pago digital a través de nuestros dispositivos móviles. La idea es a que cualquier persona o negocio pueda realizar transacciones sin necesidad de usar dinero en efectivo o tarjetas bancarias, solamente con la lectura desde el teléfono celular mediante códigos quick response, mejor conocidos como “QR”. Evidentemente será requisito tener un teléfono celular y una cuenta bancaria básica ligada al dispositivo, ya sea mediante la aplicación de alguno de los bancos obligados o por la propia de Banxico.

Los bancos con más de 3 mil cuentas tienen la obligación de otorgar a sus clientes la opción CoDi en sus aplicaciones para teléfonos móviles. Actualmente se encuentran en esta situación 33 bancos, siendo estos los principales en operaciones bancarias.

Este intento de digitalizar los pagos y, con ello, reducir el uso de efectivo tiene como motivación disminuir el lavado de dinero, permitir más opciones de pago a los pequeños negocios y emprendedores, evitar cargar tarjetas bancarias y efectivo, y aprovechar la velocidad en la adopción de teléfonos inteligentes en México. 

De acuerdo con datos del propio Banxico, en 2018 el 90 por ciento de la población usaba el dinero en efectivo para sus gastos diarios, 14 por ciento utiliza tarjeta de débito, 6 por ciento la tarjeta de crédito y 3 por ciento el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI); siendo en esta plataforma en la que se monta este nuevo sistema. Por lo tanto, el reto es fuerte, donde probablemente se lento en su adopción inicial pero, probablemente, ocurra lo mismo que ha pasado con la adopción de otros sistemas como el uso del cajero electrónico, y llegue a popularizarse, sobre todo teniendo en cuenta que, a diferencia de los dispositivos para hacer pagos mediante tarjetas bancarias, no se cobrará comisión alguna en montos desde un centavo hasta los 8 mil pesos por transacción, montos que serán abonados de inmediato.

En otras palabras, para pagar con CoDi se deberá abrir la aplicación de su banco o al de Banxico, y, una vez dentro, elegir entre las opciones “pagar o cobrar”. El cliente o quien pagará escribirá la cantidad en su teléfono y la aplicación le generará un código QR, mismo que será leído por la cámara del otro teléfono y en cuestión de segundos se realizará la transferencia vía SPEI. Bienvenidos a la era digital de las finanzas en México.