Colima con el presidente

Colima con el presidente

Colima con el presidente

Sin duda alguna, la aprobación del 72% para el presidente en nuestro Estado es algo a tomar en cuenta para los pronósticos politicos que conforme pasen los meses se harán mas notorios en los círculos de poder colimenses. Colima se ubica en la quinta posición a nivel nacional en este rubro, lo que da una muestra clara que la Cuarta Transformación está intacta en Colima. El efecto negativo (claramente atribuido a un desgaste político completamente natural, donde el ejercicio del poder tiende a desgastar al gobernante) no se ha infiltrado en el animo de los colimenses. El Presidente López Obrador sigue intacto en Colima.

Las razones son muchas. El Gobierno de México ha hecho énfasis en los programas sociales sin intermediarios, lo que ha ocasionado que el beneficio se de directamente a las familias, y por ende, sea reflejado en las percepciones populares relacionadas al presidente. A su vez, el combate a la corrupción y la austeridad en el aparato gubernamental también han caído de buen ánimo en el ciudadano colimense. No podemos dejar pasar el tema de la eliminación del peaje en la caseta de Cuyutlan, solo por mencionar algunos ejes del proyecto de nación que han impactado en Colima.

Sin importar distingos partidistas, el colimense ha sabido acoplarse a las nuevas formas de gobernar en el país. Estoy seguro que esta inercia sera fundamental para las elecciones del 2021, donde se vislumbra por primera vez una alternancia en el Gobierno del Estado. El movimiento encabezado por el presidente, aunado a sus colaboradores y aliados colimenses, puede dar muy buenos dividendos electorales. Habrá que recordar y analizar los políticos estatales que más se asemejen a la ideología obradorista.

La Cuarta Transformación intenta contagiar de arriba para abajo. Hay muchos conceptos y procesos que todavía no logran comprenderse en su mayoría, pero estoy seguro que con una mente abierta y disposición política, dicha transformación podrá entenderse paulatinamente. Es evidente que no será cosa fácil, pues a veces cambiar lo preestablecido lleva tiempo. Estoy seguro que el amplísimo capital político del presidente traerá los beneficios que Colima requiere y demanda. Inclusive se comienzan a agrupar actores políticos que cada vez coinciden mas con el proyecto de nación del presidente, en beneficio de los colimenses. La obstinación política no cabe en una sociedad con múltiples corrientes, tendencias e ideologías.

Así pues, se han librado batallas importantes en el primer año de gobierno, mismas que políticamente hablando han sido costosas. Colima no es el caso, independientemente que el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal tengan distintas ideas, han sabido llevar una relación cordial. Tal vez los famosos abucheos presuntamente “orquestados” fueron el punto mas critico de la relación. No es para menos la importancia que desde el Gobierno de México se le da a nuestro estado, pues las visitas han sido constantes. Sin lugar a dudas, en Colima, el presidente tiene un bastión.

Carlos de la Peña

Carlos de la Peña