Camioneta trofeo

Camioneta trofeo

Camioneta trofeo

No cabe duda que el desarrollo de Manzanillo ha sido marcado en los últimos años por un desarrollo portuario acelerado. Contamos con un puerto de primer nivel. Una de las grandes entradas comerciales de nuestro país radica en nuestro estado.  Inclusive se ha intentado que el crecimiento comercial vaya de la mano con el crecimiento como ciudad, tema que todavía no termina por concretarse.

El mismo desarrollo del puerto (paradójicamente) ha desviado la atención de otros factores de crecimiento para nuestra ciudad. El turismo es otra de las ramas a las que debemos apostarle sin escatimar. El sector empresarial ha destacado por apoyar al desarrollo comercial desde distintas trincheras.

Lamentablemente, las buenas intenciones no han ido de la mano de decisiones gubernamentales. Recientemente, el Ayuntamiento de Manzanillo expuso la camioneta donde se encontraba la edil manzanillense Griselda Martinez en el atentado del que fue víctima en meses anteriores. Una camioneta baleada y ostentosa, a las afueras del ayuntamiento, en una de las principales avenidas comerciales y turísticas de nuestro puerto. ¿En realidad esa es la imagen con la que queremos recibir a los turistas? Nuestro centro histórico necesita una remodelación urgente, sin embargo, sigue siendo uno de los principales atractivos turísticos tanto para locales como para vacacionistas.

Debemos de escuchar a la sociedad civil. A los emprendedores. Hacer una apología al delito, mediante la exposición como “trofeo” de la mencionada camioneta solo perjudica al sector empresarial que tanto potencial tiene en Manzanillo. Ojalá que estas decisiones propagandísticas no se tomaran tan a la ligera, pues los daños colaterales pueden ser graves.

¿Cuál habrá sido la intención real de exponerla? No le encuentro mas que llamar la atención y recibir reflectores mediáticos. Nada, absolutamente nada aporta al futuro de Manzanillo que todos queremos. Lo peor es que la alcaldesa no ha entendido que gobierna para el bien común no solo de sus votantes, sino de Manzanillo en su conjunto. Decisiones relevantes con contenido irrelevante. Una gran falta de responsabilidad para el sector empresarial y turístico, pues son quienes dependen directamente del flujo comercial que se da en Manzanillo, incluyendo su centro histórico, como uno de sus bastiones.

Es verdaderamente frustrante que una ciudad que tiene tanto potencial para lograr un desarrollo próspero se vea envuelta en este tipo de acciones baratas. Un desliz bastante grave a mi parecer. Demuestra un nulo conocimiento por parte de Griselda Martinez sobre el municipio que gobierna.

Carlos de la Peña

Carlos de la Peña